En la entrada de hoy hablaremos sobre los arándanos y sus propiedades. Los arándanos son frutos rojos que provienen de unos arbustos del género de Vaccinium de la familia de las Ericáceas. Principalmente, en el Hemisferio Norte son nativos los arándanos azules, negros y rojos. En cambio, en nuestro país se cultiva el arándano azul y el Rabbiteye u Ojo de conejo.

Este fruto es rico en compuestos fenólicos, flavonoides, taninos, vitaminas y minerales, y además es fuente de fibra. Cien gramos de éste aportan unes 47 calorías, 11.4 gramos de carbohidratos y 0.6 gramos de proteína.

Glúcidos, lípidos y proteinas de los Arnándanos

El hecho de que sea alto en fibra puede ayudar a mejorar la digestión y las deposiciones. Además, contiene vitamina C y otros antioxidantes como los flavonoides, que le otorgan la propiedad de combatir el envejecimiento. Esto es debido a que en el día a día y de manera fisiológica (sin que se produzca por una causa negativa como una enfermedad), nuestro cuerpo genera radicales libres, que tienen una acción oxidante en nuestros tejidos. Aquí es dónde los agentes antioxidantes empiezan a actuar, combatiendo estos radicales libres y neutralizándolos para evitar la oxidación de nuestro organismo. Por este motivo, es importante obtener antioxidantes a través de nuestra dieta y combatir así parte de esta acción oxidante de los radicales libres. En este sentido, los arándanos tienen un muy buen papel como alimento que contiene antioxidantes, ya que de forma individual o sinérgica se ha demostrado que proporcionan protección antioxidante y de barrido de radicales libres, protección de daño celular, etc.

Además, algunos estudios apuntan que, debido a los flavonoides que también tienen propiedades antiinflamatorias y que se combinan con las propiedades antioxidantes, los arándanos pueden retrasar también el envejecimiento cognitivo que tiene lugar durante el envejecimiento. Este hecho explica que se hayan realizado muchas investigaciones para aislar el principio activo que puede combatir el estrés oxidativo existente tanto en el envejecimiento como también en muchas enfermedades como el cáncer, la enfermedad cardiovascular o enfermedades degenerativas como el Alzheimer u otras demencias. De hecho, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) más de 35 millones de personas viven con demencia en el mundo y este número se duplicará en el 2030, por lo que cualquier medida para poder evitar o retrasar la demencia es muy importante y tiene un gran impacto en la salud pública.

Existen muchas frutas y verduras con antioxidantes, pero se sabe que los frutos rojos contienen una alta concentración. Esto quiere decir que con pequeñas modificaciones de la dieta como, por ejemplo, añadir un puñado de arándanos en tu día a día, conseguirás incluir una potente fuente antioxidante y antiinflamatoria en tu organismo, con efecto reductor del envejecimiento cognitivo y celular y en la aparición de diferentes enfermedades.

Aunque hay que tener claro que el consumo de arándano rojo y su hoja infusionada puede ayudar en la prevención en las infecciones del tracto urinario (ITU) pero no a su tratamiento una vez existe la infección, tradicionalmente éstos se han utilizado para tratar dichas afecciones del tracto urinario, ya que el arándano contiene un componente que podría ayudar a que las bacterias no se adhieran al mismo. También se ha utilizado en diarrea, diabetes, dolencias estomacales y problemas hepáticos. En la actualidad tanto el arándano rojo como su hoja infusionada, son utilizados en la prevención de las infecciones urinarias bajas (cistitis y uretritis) y como antioxidante. Estas infecciones urinarias se tratan habitualmente con antibióticos y el efecto de los arándanos se debe continuar contrastando e investigando. No obstante, debido a la resistencia que presentan las bacterias a los antibióticos y a sus efectos adversos, existe un interés creciente en el uso de otros recursos terapéuticos para la prevención de infecciones bacterianas, como es el caso de los frutos rojos.

¿Qué? ¿Te apetece empezar a incluir arándonos en tu día a día?

 

Autora: Patricia Garrido Dietista-Nutricionista colegiada CAT000261

Twitter: @nutriciagarrido

Instagram: @nutriciagarrido

Leave a Reply

Your email address will not be published.